EL KAMAQ/ORDEN ANDINO ALTERNATIVA CIVILIZATORIA PARA LA HUMANIDAD

Antropóloga: Gloria S. Valdezierras Baldías

En el mundo, el 1% de los habitantes del planeta, posee más de la mitad de la riqueza de la humanidad, riqueza producida por el trabajo del 99% de la humanidad y patrimonio que por derecho natural nos corresponde. Este grupo de poderosos, ha generado históricamente una estructura de poder OPRESOR, al punto que controlan casi todo lo que existe en el planeta; y para eso no dudan en usar las creencias y a Dios para sus fines y se justifican con que él, les ha delegado el poder para decidir sobre nuestras vidas y explotar la naturaleza; este poder lo alcanzaron corrompiendo los estados –nación que son sus administradores, es el Modelo Liberal Banquero Financista parasitario.

En estos tiempos tratan de perpetuarse y mutan a un sistema de transición para el establecimiento de una dictadura global de controlismo ultra tecnológico, un sistema de esclavización (Nuevo Orden Mundial), EL OBJETIVO CUMBRE, impedir el fin de su sistema de dominación y muerte; y evitar el advenimiento de un sistema humanista solidario y cooperativo, modelo civilizatorio humano que tiene precedentes en el kamaq/orden andino; para superar la explotación del hombre por el hombre, la destrucción de la madre tierra y ahora han desatado la pandemia aplicando el neomalthusiano plan de despoblamiento humano, decidiendo sobre la vida o la muerte sacrificando millones de seres para reducir la población a aproximadamente 1/3 a 1/5 del total, cantidad acorde con su capacidad de ultra control través de la súper tecnología, evolución artificial hacia el trans-humanismo y degradarnos a 2 sub especies: i) operadores “inteligentes” de gobierno, instituciones estratégicas, científicos y ii) colonizados casi sub humanos ejecutores de tareas básicas y de riesgo; base experimental genética y soldados de primera línea ante amenazas posibles, no solo bélicas, sino biológicas o de otro orden, por eso es necesario conocer que es el kamaq/orden andino que se desarrolla en 7 temas.

«…EL OBJETIVO CUMBRE, impedir el fin de su sistema de dominación y muerte; y evitar el advenimiento de un sistema humanista solidario y cooperativo…»  

EL KAMAQ/ORDEN ANDINO

El kamaq/orden andino, se presenta como una alternativa al Nuevo Orden Mundial- NOM.  El KAMAQ era la matriz donde todo lo que existe tiene un orden y ordenador (kamachikuq), su propia identidad, su singularidad pero sólo se armonizaba y convivía en equilibrio al vincularse, es la trama del tejido de la vida comunitaria.

Los humanos somos parte del Orden Natural[1] como las demás especies y seres de esta pacha (mundo, era, tiempo, existencia). En el proceso evolutivo alcanzamos la capacidad de pensar y modificar el medio circundante y ordenamos nuestra convivencia formando el Orden Humano/andino. A partir de este hecho, fueron dos los caminos que la humanidad decidió seguir, ordenarse o trastornar y tornar antinatural su existencia: i) el Orden Andino Cooperante y ii) el Orden Euroasiático explotador, estructurando cada grupo humano su pensamiento lógico y matrices ordenadoras u arquetípicas.

En la pacha cuando el ser humano, a diferencia de las demás especies tuvo la capacidad de producir, se dio un quiebre con el Orden Natural-ON, por estas circunstancias avanzaron al Orden Humano OH que fue posible con el desarrollo del pensamiento y sus logros cognitivos. Las relaciones entabladas entre ellos, con las demás especies y el resto de la naturaleza fueron el resultado de las adaptaciones biológicas y sociales (voluntarias, conscientes) que exige la selección natural; dando lugar a que sólo sobrevivan los más aptos, que no solo son los más fuertes y hábiles, sino los que tenían capacidad para desenvolverse en comunidades mediante el «apoyo mutuo».

Para comprender el Orden Humano es necesario conocer sus componentes, sus respectivas esencias y las relaciones que entablan entre ellos de acuerdo con sus funciones y las adaptaciones que tuvieron como las: 1. esencias humanas, compartidas con los demás seres que son: la existencia; la vida y  2. Las esencias privativas humanas de capacidad de transformación o producción, que nos diferencian de los demás seres, constituida por la capacidad de transformación del medio (y de él mismo) por el perfeccionamiento de su pensamiento que se resumen en la siguiente matriz:


[1] Categorías sobre el Orden Natural, Humano, Andino, Euroasiático desarrolladas por Masías Pablo en sus libros El Orden Humano, El Orden Andino

ORDENAMIENTO DE LA PACHA

ORDENCOMPONENTES/ESENCIASFUNCIONESSUSTENTOCAUSAEFECTO
NATURAL (ON)ExistenciaEquilibrioFísicoNaturalsobreexistencia
HUMANO-(OH)VidaComplementoGenéticoambientalsobreexistencia
CompetenciaGenético sobreexistencia
Adaptación orgánicaGenéticoGenes recesivosMas fertilidad
PensamientoConocimientoSocialObservaciónAdapta/Transf.
Productiva    
ORDEN ANDINO Imita ON  Adaptativa   ColectivaFísica/social   Ayuda mutuaGenética/mutaciones   SocialAmbiental   HipoxiaVariedad andina   Empatía Cooperación
CIVILIZACION EUROASIATICATransformistadesequilibrioIndividual/socialAmbientalExplotación

 

Leyenda:

El Orden Natural ON: es la forma en la que está organizada o estructurada la naturaleza.

El Orden Humano OH;  es la forma en la que está organizada la especie humana desde que evolutivamente alcanza la capacidad de pensar y modifica su ambiente; ya que hasta entonces sólo era parte del Orden Natural, como cualquiera de las demás especies y seres”.

El Orden andino OA: es vivir según el orden natural que consiste en respetar su funcionamiento observando sus leyes físicas y químicas, para todo lo existente y biológicas para todos los seres vivos y adaptarse a las condiciones ambientales y de esfuerzo para sobrevivir.

La naturaleza constituye un Orden Natural que tiene un «quiebre» con el desarrollo (por adaptación) del pensamiento humano que genera el «Orden Humano» que surge como resultado de la evolución y diferenciación de la especie humana. El Orden Andino, es el mismo Orden Humano más la adaptación de los Runas/ Humanos que se producen durante 20 mil años en espacios andinos. El Orden Andino, es el Orden Natural más sus logros particulares en los Andes, especialmente por su adaptación a mayor altura, cuando ya era homo sapiens.

LA SABIDURÍA ANCESTRAL. Los pueblos del territorio andino desarrollaron la sabiduría ancestral como otros grupos humanos del mundo, observando el Orden Natural que todo lo que existe están compuesto por materia y energía representada en el Apu Kon Tiqse Wayra Qocha (fuego, agua, viento, tierra) unidos por el tiqse- tejido y que se encuentran (tinkuy) y vinculan para complementarse, así cumplir el proceso reproductivo- productivo en el ayllu y la comunidad. Este hecho, se plasma en la trasmisión oral del encuentro (tinkuy) de dos espacios: Pachakamaq y Pachamama que representaba la unidad y la diversidad de la pacha-ka, en armoniosa relación del todo con las partes. El Tinkuy era el vínculo a partir del cual, se tejía las relaciones del Runa -Humano ordenando la adecuada convivencia y la sobrevivencia social. Las relaciones sociales en complementariedad – Yanantin y ayuda mutua- Yanapakuy. La praxis social de los andinos, inkas diseñaron el Orden Andino que fructificó en el ALLIN KAWSAY “LA EXISTENCIA EQUILIBRADA DE TODOS LOS SERES EN LA PACHA”  “LA COMPLEMENTARIEDAD”- YANANTIN, “LA AYUDA MUTUA-YANAPAKUY “, «EL VINCULO RECIPROCO- AYNI” Y «LOS DESEQUILIBRIOS QUE EQUILIBRAN- PACHAKUTIQ”.

En ese sentido, es necesario remarcar que la realidad hallada por los invasores no significaba estadios inferiores: barbarie, salvajismo de nuestros pueblos, contrariamente los Runakuna/humano debieron ser considerados sabios en los términos de su capacidad de organizar un sistema de vida equilibrado.

El estigma sólo reflejó incapacidad de los Euroasiáticos de entender y destruyeron el Orden Andino, por no encajar en el modelo que sus “científicos”, y “filósofos” habían visionado. “La realidad es Dios y Dios es la realidad”[1] premisa de nuestros antepasados Rumi -Runas, hombres de lo concreto entendían.

Los extraños ni siquiera podían imaginar, menos entender el camino de la diversidad en un escenario potenciado por grupos asentados en este continente que se adaptaron física, neurológicamente y forjaron una forma de gobernarse practica y ordenada, porque ni siquiera aceptaron su condición humana y menos que concurra diversas vías de evolución conforme hubieron diferentes trayectorias en los espacios: Meso-Andino-Amazónico y Euro Asiático.

Las diferencias se denotaban en: la organización colectiva, el proceso de producción y reproducción realizado en el marco de la estructura de parentesco (ayllus) y relaciones de reciprocidad, el primero servía para el ordenamiento socio político (Kamachikuy) del Qapaq Ayllu (ayllu de ayllus) gobernado en consenso, forma superior a la democracia (delegación del poder). La organización de los ayllusse instituyó para la producción y apropiación colectiva cuyo gobierno se legitimaba cumpliendo con el interés común “El Mandar Obedeciendo”.

Estos hechos era producto de la existencia de modos de producción-reproducción: andino e inka[2] perfeccionados durante más de 5,000 años solares, en el proceso social sujeto a leyes lógicas, biológicas, sociológicas y económicas, asumiendo el camino de la convivencia equilibrada para superar la pacha primigenia (mundo/era de la oscuridad, del desorden).

Las Leyes de Población mejoraron progresivamente las relaciones hasta equilibrarse al organizarse comunitariamente con orden, límites y concretándose en las relaciones de Reproducción Reciproca, explicado por Pablo Masías en su texto el orden andino (2015) y cita a Lev Vigotsky, quien demostró que cada cultura tiene su propia lógica, ya que estructura su pensamiento de acuerdo con el ambiente en el que se encuentra, y ese «avance» gnoseológico parte de la afirmación de que la naturaleza (el resto, porque los humanos somos parte de ella) no funciona dialécticamente, como trató infructuosamente de demostrarlo F. Engels, sino sobre la base de las esencias del «equilibrio» y la «complementariedad«, como respuesta a la incompletitud de los seres vivos. Con el corolario de que en el mundo material (con excepción del pensamiento), no existen «contrarios» esenciales y permanentes, sino sólo «opuestos» circunstanciales; y solo en el contexto de las «competencias».

  • LA EMPATIA

“…no funciona dialécticamente, como trató infructuosamente de demostrarlo F. Engels, sino sobre la base de las esencias del «equilibrio» y la «complementariedad«, como respuesta a la incompletitud de los seres vivos. Con el corolario de que en el mundo material (con excepción del pensamiento), no existen «contrarios» esenciales y permanentes, sino sólo «opuestos» circunstanciales; y solo en el contexto de las «competencias».

Pedro Kropotkin en su libro “El Apoyo Mutuo” en 1902, demuestra que el «apoyo mutuo» es otro factor de la evolución, no sólo abona a favor de la lógica complementaria andina (que sostiene que no hay contrarios, sino sólo opuestos), sino da el sustento teórico para explicar cómo se produce la evolución en las alturas de los Andes. El distinto curso histórico de las civilizaciones se debió a su particular evolución en determinado territorio. Por eso, es decisivo incluir las funciones de adaptación y trasformación humana en los análisis de las formaciones sociales, porque sin considerar la fatiga corporal producida por la mayor altura sobre el nivel del mar como «gatillante» directo de la cooperación, no se puede explicar por qué algunas formaciones sociales siguieron el camino de la cooperación, mientras otras, de explotación.

Los runas/humanos inventaron la cooperación, respondiendo a las condiciones de trabajo en montañas donde la fatiga corporal que produce la hipoxia (a mayor altura sobre el nivel del mar) desarrollando mayor capacidad física (apulmonados, acorazonados etc) para sobrevivir; a diferencia de otros continentes, que transformaron la naturaleza a sus necesidades. Con la adaptación natural por mutaciones fortalecieron la adaptación voluntaria de la cooperación, potenciando su empatía, o en la explotación disminuyéndola y hasta anulándola. 

Lo trascendental del hecho es el hallazgo de la evolución genética por medio de mutaciones la presencia y función de la empatía, que es una aptitud orgánica-cerebral, necesaria para el desarrollo del «apoyo mutuo» o cooperación. Pero además, que hay una adaptación social (no genética) que respondió al acentuación de la fatiga corporal a partir de una altura superior a las 2,500 msnm y con menos de 564 Torr de presión atmosférica que obligaba a la cooperación consciente, que se basa en la racionalidad andina que de esa forma se “divide el esfuerzo y multiplica los beneficios».

La empatía que se desarrolla neurológicamente en los andinos, necesitó replicarse durante miles de años por medio de la herencia y la reproducción. Desde esta perspectiva tiene su origen otro mecanismo fundamental para la sobrevivencia, que es el egoísmo en sus dos niveles, el «absoluto» y el «empático», el primero significa «solo yo», mientras que el segundo «primero yo», dejando abierta la puerta para el apoyo mutuo. 

La empatía siendo una aptitud genética se trasmite de acuerdo con las leyes de la herencia, como los orgánicos de los pulmones, el corazón, la mayor producción de glóbulos rojos y melanina y también por mutaciones que aumentaron o fortalecieron como consecuencia de cambios fortuitos (como todas las mutaciones) en las fibras de los fascículos arqueados de la conexión de los lóbulos parietal y temporal con el frontal, donde recientemente ha quedado demostrado que se produce la empatía .(Wiesmann, Charlotte). El runa /humano Inka de la fotografía de Martín Chambi así lo demuestra en sus facciones y todo su ser de humano empático, equilibrado y sensible.

Fotografía: Martín Chambi

El Kamaq/ Orden Andino dependiendo de estas aptitudes para que se pudiera desarrollar el YANAPAKUY «apoyo mutuo» o cooperación, y en determinado momento de la evolución humana fue tan decisiva, que sólo habrían sobrevivido como más aptos aquellos que fueron lo suficientemente empáticos para ayudarse mutuamente y cooperar. Los que no, habrían perecido aislados por falta de apoyo, ya que no tuvieron la capacidad para darlo y recibirlo en reciprocidad (ayni).

  • LA CHAKANA

En la Resistencia de Yaku Pérez Guartambel detalla el «Particular sentido tiene la Chakana, encontrada por los abuelos en el hemisferio austral del cosmos, llamada también Constelación del Sur. Son 4 estrellas que al trazar una línea imaginaria forma la cruz andina; misma que representa la comunitariedad, interdependencia y la armonía del tejido social y equilibrio con la Pachamama, compuesta por las estrellas: Alfa, Beta, Gama y Delta. En la Chakana se sintetiza el saber filosófico, sociológico, geográfico, económico y jurídico. Cada estrella es un punto cardinal o suyo (región): Chichansuyo-Norte, Kollasuyo-Sur, Kuntisuyo-Este, Antisuyo-Oeste, simboliza el agua, tierra, fuego y aire, formando las cuatro energías de la vida, no hay vida sin la presencia de uno de estas fuerzas. Los cuatro están constituidas por la fuerza gravitacional, fuerza electromagnética, la fuerza nuclear débil y la fuerza nuclear fuerte, que dirigen la potencia del Hinantinpacha (todos los mundos).

Para los abuelos andinos, astronómicamente la Chakana se encuentra ubicado en el centro del Mayu o Katachillay (Vía Láctea) en el polo Sur, va de extremo a extremo. En esta espiral galáctica o vía lactea, según la cosmogonía Inka aparece dibujada una sombra representada por el yuyu (perdiz), luego el atuk (zorro), seguido por la llama, el yutu y la Chakana (Cruz del Sur), le sigue el hampatu (sapo) y machaquay (serpiente). La Vía Láctea, es un vasto río que los amawtas Inkas, atraviesa el cielo del Valle Sagrado del Cusco/Perú, en un ángulo de 28 grados con respecto a la órbita terrestre. A lo largo de 6 meses, el flujo de las estrellas pasa inclinado, de noroeste a suroeste; durante los otros seis se inclina de sureste a noroeste. La transición coincide aproximadamente con el paso de la estación seca a la estación de las lluvias (cuando la Vía Láctea rocía de agua dadora de vida a la Allpa Mama, la Madre Tierra) y divide el cielo en cuatro regiones o estaciones.

  • SISTEMA DE EXPLOTACION

El sistema explotador se cimentó con el esclavismo como producto de las guerras y excluyó a las mujeres del proceso para que la propiedad privada de los territorios y de los esclavos sólo estuviera en manos del hombre inaugurando el Modo de Reproducción Patriarcal, sustentado en Relaciones de Reproducción Monogámicas.  El transcurso desde el momento inaugural del sistema de explotación responde a la formación de «estados». Desconociendo o soslayando formaciones sociales en las que no existieron, porque sin estado no hay clases sociales, y sin ellas no hay lucha de clases. Y finalmente no habría contradicciones y por lo tanto las formaciones sociales se quedarían sin «motor de la historia».

  • LA AYUDA MUTUA- YANAPAKUY, YANANTIN MODELO CIVILIZATORIO ALTERNATIVA AL SISTEMA DE MUERTE.
Imagen: Javier Gustavo Ayala

La convivencia equilibrada es posible en tanto existan el orden (kamaq), los consensos, la relacionalidad (tinkuy), la complementariedad (ayni) tejida desde la empatía (munay/ kuyay) que se sintetiza en el YANANTIN (naturaleza complementaria de la existencia) de la relacionalidad, correspondencia y afinidad para lograr una comunidad saludable, donde todos se crían (uyway). Son las formas y los sistemas de vida de los seres humanos, que se plasma en el yanapakuy (cooperación) que hizo posible el gobierno comunitario. Algunos significantes nos enseña la esencia del pensamiento andino.

El ALLIN, es la plenitud, lo bueno, lo saludable, el equilibrio de la vida en comunidad.

El KAWSAY, es la vida, es ser estando con la energías necesarias (no se propicia las enfermedades) sino más bien se cuidaba la salud porque los hombres y mujeres eran mano de obra para hacer grandes obras y participaban en la vida comunitaria.

Por lo tanto, ALLIN KAWSAY es el buen vivir: La vida en excelencia material (salud) y espiritual.

AYNI.- La correspondencia comunitaria, que se materializaba en lo que el jesuita Blas Valera reconocía como «ley de hermandad», no se abandonaba al desvalido y se cuidaba a los ancianos.

UYWAY.- Crianza mutua, obligaciones reciprocas entre los miembros del ayllu; primero los padres crían a los hijos, sembrando el agradecimiento a los padres que será devuelto en su ancianidad.

Modo de reproducción reciproco que aplicaba, la Ley de población y técnicas de fertilidad.- Se hacían los censos de la población y se plasmaba en el kipu/registro mediante nudos. John H. Rowe, sobre los censos andinos, da cuenta de que las edades de los individuos no seguían un modelo cronológico, sino un modelo biológico, es decir, los sujetos se clasificaban por sus condiciones físicas y capacidad para la labor.

El fin, no solo era el de proteger a la población débil, sino también identificar aquellos que contaba con la energía necesaria para responder a los retos y el mantenimiento de la comunidad y de ellos dependía la obtención de frutos de la mamapacha para la distribución de los productos y el apoyo a los dependientes (Sistema de la Dependencia). Así, el Censo se dividía en rangos: ciclos vitales: comenzaban por la edad de mayor, mejor facultad y energía para el trabajo (tanto hombres/mujeres y agricultores, como mujeres artesanas y madres, de más o menos 25 a 50 años. El segundo grupo biológico lo constituían personas de mayor edad (60 a 78 años), que cumplían trabajos leves y tranquilos (cuidadores, tejedoras etc.). La cuarta edad, era el siguiente ciclo, conformado por personas muy ancianas (consejeros de los ayllu, de gobierno), eran los dependientes.

Los ancianos, discapacitados, viudas y otros colectivos dependientes, estaban bajo la responsabilidad de su comunidad, que cultivaba de forma gratuita sus tierras, y les ayudaba a sobrevivir por eso era importante apoyar a otros en ayni, ser correspondido; en todas sus acepciones, tenían su clasificación, y por último, aparecían las edades más tempranas, desde la juventud, los niños y niñas, hasta la lactancia, más o menos menores de tres años, y que los Incas educaban para cumplir su misión más adelante.

EL AYLLU.- Los sistemas de parentesco tenían funciones productivas y reproductivas y en su seno se educaba, cuidaba, alimentaba de energía necesaria a sus miembros para aportar a la comunidad en labores de construcción de carreteras, depósitos de víveres, sistemas de riego, construcciones públicas, cultivo de tierras, etc..

La convivencia se desarrollaba dentro de una estructura DE ORDEN.

El GOBIERNO elegido desde las unidades de integración, los ayllu que se consideraba autosuficiente, “mandaban obedeciendo” creaba grandes depósitos, que servían como reserva para las épocas de necesidad, catástrofes, hambruna y el sustento de la población, así como para los más VULNERABLES.

El sistema comunitario se sustenta en los principios del randi-randi: la concepción y práctica de la vida en reciprocidad, la redistribución, principios que se manejan y están vigentes en nuestras comunidades. Se basa en la visión colectiva de los medios de producción y usufructuó colectivo de la tierra.

La atención de la salud preventiva era practicada y era producto de la experiencia de curar a base de hierbas, flores, semilla, corteza, raíces que contienen poderes medicinales, además de masaje y baños de cataplasma. La medicina originaria reconoce la unidad del cuerpo y el espíritu, además considera que la salud es parte de la relación entre el hombre y sus semejantes. Todo ello se podría aplicar desde la siguiente condición:

  • DESCOLONIZAR

El escenario en el cual surge la pandemia con el fin de destruir a las naciones y nacionalidades e instaurar el NWO; un sistema ultra tecnológico de dominación, control y esclavización bajo un nuevo paradigma económico de una sociedad esclavizada, es decir un criadero de humanos; ellos, los trans-humanos y nosotros, los neo esclavos; es hora de despertar y DESCOLONIZARNOS.

La descolonización es, en sentido estricto, el proceso mediante el cual los pueblos que fueron despojados del autogobierno mediante la invasión extranjera, recuperan su autodeterminación. La descolonización es un proceso básico de liberación y de autonomía. El fundamento de todo concepto histórico y político debe ser la experiencia social, éste y no otro es el sentido de la descolonización: Refrendamos la descolonización es todo proceso histórico y político, al ser la descolonización una acción histórica, la racionalización descolonizadora está íntimamente ligada al acto descolonizador.

“…La descolonización es un proceso básico de liberación y de autonomía. El fundamento de todo concepto histórico y político debe ser la experiencia social, éste y no otro es el sentido de la descolonización…”

La descolonización es el desencuentro de dos fuerzas antagónicas, la del colonizado que produce y alimenta el sistema opresor y la del colonizador que parasita y mantiene la situación colonial. Su primera confrontación se ha desarrollado bajo el signo de la violencia y su cohabitación —más precisamente la explotación del colonizado por el colono— se ha realizado con genocidio y evangelización. Finalmente, es el colono el que ha hecho y sigue haciendo al colonizado.


[1] Del Rio, Alonso Tawantinsuyo 5.0

[2] Ver Pablo Masías en Inkas Tecnología y Ambiente donde precisa que el Modo de Producción Inca, significó la superación del Modo de Producción Andino, por los cambios cuantitativos y cualitativos que se operaron en el perfeccionamiento y extensión de los andenes – medios de trabajo – y en el uso racional y optimización de la Fuerza de Trabajo, que expresa el mayor grado de desarrollo de las Fuerzas Productivas Inkas, con respecto a su antecesora formación andina

Autora: Gloria Salinas
Autora: Gloria Salinas

Antropóloga.


  • Fotoreportaje – Danzantes de Tijeras
    Llaveríto, Rey Anccasi y Oronccoy son tres jóvenes danzantes de tijera, quienes llegan a Curimaray, centro poblado de Huancavelica, a demostrar su talento y pasión por esta danza ancestral mediante complejas acrobacias y pruebas de valor.
  • Teófilo Hinostroza: “El Chambi del Centro”
    Hacia 1930, cuando un adolescente Teófilo emigra a Huancayo, donde estudia y trabaja como asistente en el Taller fotográfico de Fortunato Pecho; es aquí donde aprende el oficio que lo inmortalizaría. Siete años después, se independiza, nombrando su estudio fotográfico como “Foto El Arte”.
  • Los Auquish – Fotoreportaje
    Esta danza es interpretada por los jóvenes en los barrios tradiciones de Huachac, con movimientos que representan la juventud, la esperanza y el cambio.

Deja un comentario